martes, 18 de octubre de 2011

Velocidad


El problema a veces no va en que se hagan tantas cosas, o las responsabilidades que te sobrecargan

sino la velocidad, temple en como las haces.

El mismo hecho de caminar al lugar a cumplir tus compromisos, lo puedes hacer más pausado y marca una diferencia.

 El mismo hecho de hablar con alguien a una menor velocidad, le da su propia velocidad y no la que uno le pone.

Lo cansador no va solo en lo que se tiene que hacer y el cómo lo hagas, sino en algo más atras: tu disposición, tu intención y tu conducta para llevarlo a cabo... El inicio, no el efecto.



BeNjO
..