miércoles, 12 de mayo de 2010

Me he dado cuenta de...


Que cuando voy caminando pensando en algo, ni me doy cuenta de lo que estoy viendo a mi alrededor.

Que las personas cuando decimos nuestro punto de vista frente a un tema, creemos tener LA razón y no UNA razón de las cosas.

Cuando cuento que falleció mi padre a personas nuevas, me piden disculpas, pensando que se desubicaron, siendo que no es así.

Cuando se avería el televisor, pienso de inmediato que hay que enviarlo arreglar, pero me doy cuenta que era un problema del enchufe, lo cual me hace hacer un símil con los problemas de la vida cotidiana donde ante un problema, donde creo ver la primera impresión de lo que se me presenta y no los detalles, como habría sido el enchufe.

Cuando me hacen ver que cometi un error, contesto de vuelta diciendo el error cometido por el otro o, por otro lado, me irrito, me pongo rojo y me siento disgustado. En otras palabras, esquivo la responsabilidad, hasta que me di cuenta de ello.

Que necesito que me hagan cariño, puede ser a nivel de pareja, pero un cariño en la cabeza, un abrazo, pero que sea sincero, de corazón.

Que no tengo miedo al ridículo.

Que me gusta romper esquemas, como saludar personas en el metro o de un auto a otro.

Que me gusta hacer reír.

Que me gusta conversar, y sobre todo, escuchar.

Que necesito recibir.

Que muchas veces, el deseo de entender las cosas, va motivado por inseguridades ante la incertidumbre, que el gusto por conocer.

Que cada persona caminando en la calle va sumida en su mundo y no ven al de su costado. Es entretenido, es una función gratis de mini-mundos caminantes y alejados de los que les rodea.

Me di cuenta la cantidad de personas desconectadas consigo mismos, con sus sentimientos y necesidades, y como se han sumido en cumplir con el sistema.

Que nunca es tarde para entablar una relación con algún ser querido.

Que no tengo problemas en decir lo que pienso o siento, cosa que molesta algunas veces a otros.

Que me falta ser más ubicado en la forma y el cuando decir las cosas.

Que soy auto exigente y no me siento satisfecho con lo que he logrado, porque no me acerco al optimo de eficiencia que tengo en mi mente.

Que camino muchas veces sin pensar y que me gusta contemplar.

Que no me gusta el sexo sin un sentido detrás, sin necesariamente ese amor idílico que se menciona, pero si un sentido.

Que me encanta bailar, es una expresión del ser.

Que conocer personas constantemente, te hace llevarte lindas sorpresas, pero que al no profundizar en el día a día con alguna de ellas, se pierde oportunidades de conocer de verdad a la persona y sobre todo, el tener roces.

Que no me gusta que me controlen mi libertad de acción.

Y me di cuenta que esta nota, a diferencia de todas las demás, la iré actualizando según lo que me valla dando cuenta cada día

Y... ¿Ustedes de que se han dado cuenta?


BeNjO