jueves, 4 de agosto de 2016

Dones y Vida Cotidiana



Hace años que tengo deseos de expresarme frente a este tema - en realidad desde niño - y no sabía en que momento comenzar a trazar las primeras palabras para este propósito.

Dudas seguido de autocuestionamientos; exigencias sumado a la inseguridad; importancia de lo que podrían decir los otros más lo poco que me escuchaba a mi mismo, todo lo anterior hacía que no lo hiciera. 

Ha sido un proceso personal durante toda mi vida y principalmente los últimos años, para llegar al inicio, a algo que esta en mi desde que nací en lo profundo de mi corazón, en lo que soy.

Hablar sobre la intuición o los dones más allá de una habilidad mental o física, son más que simple palabras o un desahogo, es poner voz a algo que a cientos de personas les sucede y he podido confirmar viajando por distintos países trabajando con grupos y personas en el crecimiento personal o toma de consciencia. 

Es así que si estás en este momento leyendo este artículo, por un momento ábrete a la posibilidad de que no es coincidencia, no es un simple azar y puede ser algo más cercano a una sincronía, a un mensaje o un espejo de algo que esta en ti o en los que te rodean. 

Dones 

¿Cómo te explico sin parecer un loco que si te veo a los ojos siento lo que hay dentro de ti? ¿De qué manera te puedo decir que percibo qué tal están los lugares antes de ir? ¿Qué hago si constantemente hago cosas nuevas sin tener información previa en mi propia historia y ocurren experiencias intensas?
Y así un sinfin de preguntas que impiden aceptar la posibilidad de qué hay percepciones con lo que no se puede tocar, intuiciones que una y otra vez se van confirmando, una relación con las personas y la realidad que no siguen lo que culturalmente me enseñaron y que parece magia lo que veo. 

Así centenares de personas no entienden porque pueden "ver", "sentir", "actuar" desde algo que pasa a través de ellos como una especie de inspiración o conexión, que no vienen de un estado racional ni repetir patrones emocionales del pasado. Como una especie de oportunidad cercana a la creatividad, a una creatividad de vivir.

Son estos dones que incontables veces me he encontrado con personas de todo el mundo que lo esconden, lo niegan o bloquean, le tienen miedo o simplemente no creen que esta en ellos. Lo primero que se piensa que es una creación mental o una creencia new age sobre las energías que algunas personas se identifican para no hacer frente a su vida. Un sin fin de razones sociales que heredamos para negarlo una y otra vez, para ser normales.

Si eres de esas personas que tiene esas habilidades difíciles de explicar, que en más de una ocasión has podido ver que no era una fantasía mental, date un respiro de qué no eres un demente.

Hay elementos que son necesarios tener en cuenta para poder confirmar que estamos frente a una persona con percepciones sin alienarse de la sociedad:

1. Si la persona puede hacer su vida en la sociedad, es decir, es capaz de hacer sus responsabilidades básicas para vivir.

2. Si la persona es capaz de escuchar otros punto de vista, sin cerrarse en la idea de que tiene la verdad sobre lo que es la vida. Sucede que hay personas que confían tanto en sus dones o intuición que se ponen en un lugar de verdad frente a los otros, siendo más cercano al narcicismo o querer tener la atención de los otros. 

3. Capacidad de adaptación: ante los cambios que van ocurriendo en la vida, esta persona va adaptándose para ir creciendo o evolucionando junto a las personas que le rodean.

4. Es capaz de hablar distintos temas sin obsesionarse por uno solo.

5. Puede ir de fiesta, salir con amigos, conocer gente, y moverse en lugares sociales sin quedarse aislado.

6. El humor: la capacidad de reírse de sí mismo para no ser tan dramatico o grave en lo que le sucede. 

7. Autenticidad: una persona que es genuina se le percibe, se siente y se puede notar.

Esos puntos anteriores pueden dar luces de que esta persona con percepciones o dones, esta con los pies en la tierra. Para ver más información para diferenciar una psicosis a un estado de intuición o emergencia espiritual, leer "La tormentosa búsqueda del ser" de Stanislav Groof y el recorrido lógico que tuvo Carlos Castaneda en el primero de sus libros de "Las enseñanzas de Don Juan". 

Tenemos entonces un gran grupo de personas que no pueden ser catalogados como locos, sino más bien son personas con facultades especiales para percibir aspectos de la vida.

Ahora bien a nível teórico puede leerse interesante. Lo más fuerte de dar posibilidad a estas personas con dones, es lo que ocurre en ellas mismas y en su alrededor cuando confían en ello. Esto me ha tocado acompañar a cientos de personas que dejan de dudar de sí mismas, comienzan a creer en eso que no pueden explicar bajo la lupa de la causa y efecto, para darles el espacio de expresarse y actuar con ello. 

Empiezan a tomar decisiones que hace tiempo no se atrevían, van cortando relaciones con personas que literalmente les "chupaba" energía, dejan de obligarse a hacer lo que no quieren y puedes verlos que son ellos mismos como nunca. Dejan de esconderse y van integrando en su vida lo que tienen innato o han ido desarrollando.



¿Ejemplos de Dones?

Los más clásicos son los que pueden ver el aura, otros que pueden ver energías, espíritus, los que viajan con los sueños, están los que llegan imágenes intuitivamente, otros por sensaciones del cuerpo, y así un sin fin de expresiones que dependen de la persona. 

Mira el resultado de lo que haces cuando incluyes a tu intuición, observa como te sientes antes, durante y después, mira el proceso completo y con esa perspectiva amplia, respondete si tuvo sentido. 

Existe una generación sobre 40 años que empiezan a entregarse a eso que sienten en su interior desde niño, pero no se atrevieron a escucharlo. Empiezan a darle más espacio a eso llamado energía en su vida y ven como la vida empieza a tomar otra dirección, se sienten auténticos y se llenan de vitalidad por fin dejar de sentir que era una locura y ahora es una posibilidad real para vivir con ellos mismos y otros. 

Estamos los que tenemos 20 años o más que tenemos menos peso cultural sobre estos temas, y somos capaces de hablarlo sin necesidad de tildarlo como una alucinación, dado que a muchos, por no decir todos, han tenido experiencia inexplicables. 

Nuestro deseo del conocimiento a través de lo que podemos explicar no es excluyente con experimentar la vida como tantas culturas ancestrales lo han hecho con la naturaleza, la experiencia física con las energías y las toma de consciencia. 

Si has llegado a leer este primer artículo y eres de los que tiene percepciones inexplicables: confía, no te cierres y busca con quien hablarlo sin que te miren como un freak.  No eres el único o única, hay más de los que crees.

Gracias por tu tiempo de leerlo, y gracias te doy porque pruebes actuar con tus dones. 


Benjo Podlech
Psicólogo,terapeuta y coach transpersonal

No hay comentarios: